banmini2019.png

Plantean gran pacto social ante emergencia sanitaria para sacar adelante al país

La ministra de Trabajo, Carla Bacigalupo, presentó a las autoridades de la Conferencia Episcopal Paraguaya el plan de reactivación del empleo e intercambió las acciones concretas que pueden realizar conjuntamente el Gobierno y la iglesia Católica para sacar adelante al país mediante un gran pacto social entre todos los sectores de la sociedad.

La ministra del Trabajo resaltó que la comisión de respuesta al COVID-19 del Vaticano que lideran técnicos y religiosos, entre ellos sor Alessandra Smerilli, ha presentado su preocupación por el impacto económico y social del coronavirus y la necesidad de todos los países del mundo de trabajar con la iglesia y otros sectores en forma coordinada y articulada a través del diálogo social para construir una nueva normalidad con mayor equidad y justicia social.

El Ministerio del Trabajo presentó el plan de reactivación del empleo con medidas concretas en el área de esta cartera de Estado, así como los principios y acciones generales del plan de recuperación económica del gobierno“Ñapu’ã Paraguay”, así como los resultados de la política laboral implementada por el Ministerio en tiempos del COVID-19, que incluyen política de sostenimiento del trabajo, reactivación del empleo, seguridad social, y seguridad y salud ocupacional.

Asimismo, durante la reunión también se abordó la situación actual del empleo y las proyecciones de los organismos internacionales favorables sobre el impacto y de decrecimiento que tendrá Paraguay, así como las oportunidades que deben ser aprovechadas para formalizar el empleo, atraer inversiones extranjeras, crear nuevos puestos de trabajo, fortalecer las políticas de protección social, reformar el sistema de seguridad social paraguaya para ampliar la cobertura de la protección de trabajadores, como así también construir una política salarial más justa y acorde al esfuerzo y necesidades laborales.

Participaron de la reunión con la ministra Carla Bacigalupo el presidente de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) y obispo de la Diócesis de Villarrica, monseñor Adalberto Martínez Flores; monseñor Francisco Javier Pistilli Scorzara, obispo de Encarnación; monseñor Amancio Benítez, secretario general de la CEP y obispo de la Diócesis de Benjamín Aceval; monseñor Celestino Ocampos, obispo de la Diócesis de Carapeguá, y Roque Acosta, secretario ejecutivo de la Pastoral Social Nacional.


Dirección de Difusión de Información Institucional

Publicado: 03/08/2020 06:56:a. m.